Pornhub

Dicen que Pornhub es la web que debería quitarle el sitio a la primera del ránking de sitios de porno en streaming, por poderío económico y por diligencia en su evolución. Pero los caminos del porno gratis son inescrutables, y de momento Pornhub sigue en la lucha por situarse en cabeza a base de mucho trabajo y muy buenas ideas. El servicio que ofrece Pornhub va más allá de simplemente brindar vídeos XXX gratis a sus usuarios: además de gozar de la más grande colección de escenas porno (tienen servidores en las dos costas de América, el medio oeste y Londres) y ofrecer porno HD, también han levantado un muy provechoso generador de gifs porno animados que está produciendo porno animado como para llenar tres Tumblr y el innovador Pornhub Casino.

Su inventiva no se queda ahí, y desde que Porn hub fue adquirida por el gigante de la industria MindGeek (antes conocido como Manwin), los esfuerzos de la compañía fundada por Mate Keezer para destacar en su sector han sido mucho mayores que los del resto, sobre todo en cuestiones publicitarias, creando vídeos para todos los públicos donde demostraban un humor e inteligencia que ha hecho de sus campañas fenómenos virales. Grandes ejemplos son el anuncio de Navidad de 2015, el robot que hace twerking, la pulsera que acumula la energía de las pajas para recargar el móvil, el concurso en su comunidad para componer el himno de Pornhub, el cartel gigante que colgaron durante tres días en la Times Square de la ciudad de Nueva York, el vídeo musical con Coolio, la fracasada campaña para rodar porno en el espacio o el caso de Billy the human Billboard, un chalado que se tatuó el logotipo de Pornhub en la mejilla.

Y a nivel de inventiva empresarial, llama particularmente la atención el caso del reciente Pornhub Casino, una infalible fórmula que une juegos de apuestas con porno y erotismo que además de tragaperras porno (y nos referimos a las máquinas de azar, aunque por el contexto pueda parecer otra cosa) ofrece la revolucionaria idea de partidas de póker donde el crupier no solo es una persona real que reparte las cartas, sino que además se trata de chicas guapas en topless.

Estos tíos de Pornhub.com, desde luego, saben perfectamente lo que hacen.