Beeg

Con un eslógan similar al de Xhamster (“Just porn”), el servicio de streaming de vídeos porno gratis Beeg es de los que lleva su lema hasta las últimas consecuencias: la sencillez de su diseño roza el minimalismo y la velocidad de su reproductor de vídeos relampaguea de pura inmediatez comparada con la mayoría de competidores. Una cuadrícula con la imagen preliminar de cada vídeo, que se abre en mitad de la tabla al pulsar, ofrecen en beeg.com la receta pornográfica para el usuario extremadamente ocupado que solo tiene unos minutos para recrearse en sus privados momentos de autoerotismo y estimulación sensorial.

Todos los vídeos de Beeg están catalogados en dos grandes clasificaciones, vídeos cortos y vídeos largos, y marcados con una serie de etiquetas que no solo tratan la tipología porno de cada vídeo (lesbianas, orgías, interracial; lo típico), sino que también incluye una serie de tags complementarias la mar de concretas referidas a fetiches o incluso a relaciones de parentesco. Con dos clicks en beeg.com uno puede dar con escenas de madrastras e hijastros, con simulaciones de abuso o con asfixia erótica.

Desde que abrió en los alrededores del año 2000, el rasgo más característico de Beeg es la inmediatez, y en la época del porno 2.0, los pop-ups y las avalanchas de publicidad, quizá es el ejemplo más extremo de todos: limpia, clara, mínima, sin anuncios, rapidísima y con un ritmo de actualización que nunca se detiene. Por no tener no tiene ni regulador de volumen, solo un botón de apagado y encendido del sonido, una decisión de diseño muy radical que encarna a la perfección la identidad de beeg.com.

Temas relacionados: Petardas Rubias19 Serviporno XNXX