One hit wonders: Kelli McCarty

La one hit wonder que os traemos hoy no tiene nada de convencional: no lo es por haber brillado especialmente en su corta carrera como actriz…

Porno vintage con Kelli Mccarty

One hit wonders: Christy Parks

Hoy traemos a una de esas one hit wonders que no lo son del todo, por haber tenido una carrera ligeramente más prolongada que los estándares que…

One hit wonders: Kia Delao

Hay una doble interpretación en la nada sencilla cuestión de las One hit wonders en el porno: por un lado está la visión del vaso medio…

One hot wonders: Carolina Greco

La trayectoria en el porno de la húngara Carolina Greco (también apodada Marianna o Monica) duró solo desde 1998 hasta 2000, pero desapareció…

One hit wonders: Seda

Me vais a perdonar el tremendo sacrilegio de cascarme dos miradas al pasado en una sola semana con dos One hit wonders (aunque del lunes al…

One hit wonders: Jean Jacobs

¡Cuanto tiempo son one hit wonders! Hoy rescatamos a una que no fe del todo one hit, pero sí fue wonder a todas luces: Jean Jacobs era de algún…

One hit wonders: Aylar Lie

Atentos a la pirueta genética: Aylar Lie (también conocida como Dianna, Diana, Princess Diana, Persian Princess Diana o Aylar Diante Lie) nació…

One hit wonders: Haley

Hoy os traemos una auténtica, verdadera y genuina one hit wonder que de hecho aparece como tal en numerosos foros especializados donde, desde…

Generalmente se considera porno vintage aquel producido producido durante la Edad de Oro del porno, es decir en los 60 y 70, y también los años 80. Pero la gran producción y frenético consumo actual de porno ha hecho que películas porno rodadas hace tan sólo 10 años empiecen a ser consideradas antiguas. Existe una tendencia muy generalizada a consumir una pornografía producida lo más reciente posible por varios motivos. En primer lugar la calidad de imagen avanza año tras año y la resolución de imagen actual es muy superior a la que se distribuyó en su día a través de cartuchos de video, pero también al de las producciones de tan sólo un par de años atrás. Las cámaras HD, 4K y VR ofrecen una experiencia incomparable. Pero no es solo la calidad de imagen, sino la necesidad contemporanea de la novedad, así como el hecho de poder trasladar nuestras fantasías con actores en activo y cuya edad real corresponde con la de la escena que estamos viendo. Eso provoca una mayor cercanía y consecuentemente mucho más morbo. El vestuario, escenografía e incluso las situaciones que se representan en el porno son producto del imaginario contemporaneo, con el cual se identifica el consumidor.

Pero hay quien sabe valorar las producciones de porno vintage y busca específicamente este tipo de porno. Las obras maestras son imperecederas y escenas de gran calidad se han realizado durante todas las épocas. Nunca hay que menospreciar el porno que realizaron nuestros antecesores sino aprender de su creatividad y orgasmos. Aunque sea difícil sacarle rendimiento económico y acabe convirtiéndose en producto cultural de dominio público, el porno vintage sigue siendo un producto muy interesante para los amantes del porno y aquí tenéis la prueba de ello. En esta sección rememoramos a los grandes nombres y produccciones del porno que hace tiempo que dejaron de ser actualidad.

Leer más