Las cosas más raras que han hecho las pornstars

Fogardo

Por 3

Cuando decimos que el porno no conoce límites obviamente estamos exagerando: por supuesto que hay límites, pero venimos a referirnos a esa teoría sociológica bastante extendida de que cualquier cosa es porno para alguien en algún lugar. A veces incluso la industria del porno comercial se atreve a llevar a cabo maniobras poco convencionales y convertir el ejercicio pornográfico en una cosa rara de cojones.

Hoy, de la mano de Lee Roy Meyers, varias actrices y actores porno ponen en común algunas de las cosas más raras que han hecho en el porno. Y como nosotros somos un poco inquietos hemos decidido buscar tres de los ejemplos que se mencionan en el vídeo para constatar lo jodidas que fueron.

Katie Morgan

En Whore of the Rings #2 le chupé la polla a un árbol.

Kasey Warner

Aquella escena en la que introduje varias barritas de mantequilla en el ojete de Jynx Maze.

Minuto 57.

Tommy Pistol

Cuando hice de Patricio en la parodia porno de Bob Esponja, tenía que llevar el disfraz de estrella de mar e imitar la voz del personaje.

Relacionado

Comentarios

  • Macman69

    Supongo que chupar una verga que acaba de estar dentro del recto de otra fulana es algo muy común y frecuente para ella.. lo ha de hacer antes del desayuno, a mediodía y a la hora de irse a dormir. Una buena verga con sabor a culo de otra chica….

  • jaime sanchez

    !. Por la pelicula El ultimo tango en paris, aunque eso era para que entrara facilmente, pero si aqui ya tiene el culo abierto es inecesaria la mantequilla aparte que da un tanto de asco.

    2. En la pelicula la reacción de la actriz fue real, porque no sabia que le iban a untar mantequilla, o sea que marlon brandon si le toco el ano y/o tambien la vagina con los dedos, ¿violacion?

    3. Mejor preguntenle a las japonesas, que ellas lo raro es tomar semen de 40 o más hombres, chupar penes de perros o escenas con pulpos como el hentai de tentaculos.

    • InspectorDeCulos

      Eso de la mantequilla por el ojete es clásico de Mike Adriano