El debut porno de la Octomom, íntegro

Pinjed

Por 31

Ya lo tenemos aquí: el primer chapuzón de Nadya Suleman alias Octomom (la mujer que se hizo famosa por dar a luz octillizos) en la industria del porno ha sido tan insustancial como cabía esperar. Ya lo avisaba ella misma: no pensaba dejar que nadie la tocase, así que su debut marrano ha sido de ella consigo misma, con cuatro escenas masturbatorias que me atrevería a calificar de auténtica basura, y un interludio culinario-musical tan loco que vale más que el resto del filme. Eso sí, el retoque quirúrgico es evidente hasta en el coño, que debió de haber quedado como una bolsa del Pryca y ahora parece un orificio mínimo y hasta inocente.

Escena 1

Escena 2

Escena 3

Relacionado

Comentarios