Enemas y otras técnicas

Fogardo

Por 3

Los enemas son una buena opción si te gusta el sexo “limpio”, es decir, sin riesgo de terminar untado de la mierda de tu amigo – a menos lógicamente que esto o no te importe o te excite más – y se pueden convertir en un excitante preámbulo para algo más que una penetración. Y para el penetrado también es práctico, sobre todo si sabes con anticipación que vas tras un encuentro dispuesto a dejarse follar, pues dá mas libertad y confianza para hacerlo.

La lubricación anal es capital para cualquier follada que se precie. Los enemas pueden ser de muchos tipos, y la imaginación será la clave del éxito: Botellas de leche, mangueras, el grifo de la ducha, e incluso jeringas y pistones para una inroducción con buena presión.

En otro artículo ya os hablamos de la importancia de tener el culito bien limpio, pero para el que no lo recuerde aquí van unos consejos prácticos:

– Aplícate un supositorio de glicerina, esto limpiará rápidamente tus intestinos. Lo puedes comprar en cualquier farmacia, no necesitas ningún tipo de receta y es bastante barato.

– Haz de lavarte el recto, utiliza para ello una “pera” de agua tibia (tirando a caliente). Es de aplicación fácil y sencilla. Puedes conseguirla en cualquier farmacia o en cualquier sex-shop. Con la “pera” puedes utilizar varios jabones en gel. Yo uso Cusiter y otro que es jabón más lubricante de la gamma de productos KY (también en farmacias).

– Yo en lugar de la pera utilizo el método de la ducha. Esto consiste en desenroscar el teléfono por donde sale el agua, pongo un poco de lubricante en la goma, me la introduzco por el ano y le doy al agua (tibia tirando a caliente), sin mucha presión, claro.

Después, cuando me siento lleno expulso el agua en la taza del váter. Lo hago cinco o seis veces, hasta que el agua sale bien clara. Este método es muy divertido y siempre da pie a conversaciones ocurrentes con tus amigos.

Después de lo visto, seguro que más de [email protected] lo tendrá más claro a la hora de dejarse abrir esa puerta tan preciada, esa puerta tan bien cerrada y que sólo con una buena técnica o un enema bien puesto, estará dispuesta a ser abierta por esos caballeros que se levantan ante las damas.

Salud amigos y recordad que relajación + lubricacion anal es sinónimo de satisfacción total

Relacionado

Comentarios

  • ACUARIUS

    creo que aparte de excitante es muy informativo ¡ay que lavarse el culo antes de practicar el sexo anal! ya que los que no lo han practicado se llevaran una muy, pero muy profunda experiencia sexual.

  • gabriela

    hola a parte de todo ese metodo que otro metodo sabes , gracias

  • crom

    joder LLorente! como te cuidas!