Maestras de la mamada: flores en el pelo

Pinjed

Por 0

Quizá lo que menos entiende el arribafirmante de quienes consumen habitualmente porno amateur en directo, los clásicos streamings por webcam, es cómo demonios se alcanza una masa crítica de morbo e inmersión aceptables cuando la señorita en cuestión no deja de mirar a la pantalla de su ordenador e interrumpe sus tareas sexuales para responder un chat o comprobar una propina. Hay casos en los que, eso sí, el atractivo es tal que casi no importa (o importa menos) esa aparente ausencia de atención: echad un vistazo a la tremenda preciosidad que protagoniza este vídeo, que aunque a veces desatiende la polla de su pareja, nos regala imágenes, miradas y gestos que desarman a cualquiera. Incluido un pequeño coqueteo con el fetichismo de lactancia.

Relacionado

Comentarios