Emily disfruta de un masaje a 16 manos con final feliz

Fogardo

Por 2

Productora: Hegre Art

Emily espera un masaje normal (eso sí, con final feliz) y esto es lo que obtiene: masaje envolvente y multi-sensorial a 16 manos. La sugerente idea —que no podía salir de otro lugar que no fuera ese emporio del porno suave conocido como Hegre Art— es un intento por dar una vuelta de tuerca a esa técnica de masturbación que desde el cobijo de Pette Hegre han bautizado con el nombre de masaje Lingam. Pero en esta ocasión, en lugar del masaje de rabo a varias manos, es una damisela la que pone la entrepierna a disposición de las manos expertas de masajistas. Ocho que en total que suman dieciséis manos. Gracias a Vero.

Relacionado

Comentarios