Cuando Piper Perri encontró a Dredd

Pinjed

Por 0

La escena de hoy no es novedosa, pero como en su día se nos pasó de largo, creo que nunca es tarde para disfrutarla en toda su dimensión. Porque aquí la cosa va justamente de eso, de dimensiones: si Piper Perri es muy consciente de su breve constitución física (1,45 de estatura y 37 kilos cuando debutó, hace ya dos años) y de la baza que eso supone a la hora de provocar situaciones morbosas frente a la cámara, la industria aún lo tiene más en cuenta y el año pasado en InterracialPass decidieron emparejarla con Dredd, el contendiente más serio de Mandingo en la batalla por tener la polla más gigantesca del porno americano. Y el contraste entre ambos era sencillamente increíble; casi parecían de dos especies distintas.

Relacionado

Comentarios