Carolina Abril

Descubierta por el gran Torbe, Carolina Abril debutó en esto del mete y saca solo un mes después de cumplir la mayoría de edad. La cosa acabó regular entre ellos, y cada uno se fue por su lado, pero está claro que con su sonrisa y su talento esta mujer no depende de nadie más ella misma.

Tinerfeña residente en Madrid, Carolina se declara bisexual empedernida en sus inicios (posteriormente, con más experiencia en el cuerpo, se tilda a sí misma de pansexual) y a menudo ha hecho esfuerzos por hacerse un nombre fuera del panorama patrio. Ha rodado con Pierre Woodman, que le sirvió como primer escalafón hacia la escena internacional, y Nacho Vidal la proclamó vencedora de su particular y depravada versión de Gran Hermano, aunque su nombre ya aparece en productoras de todo el mundo como Tiny4K, Brazzers, Kink, PornPros, Bangbros, Reality Kings, Mofos o Viv Thomas.

Si a estas alturas todo el mundo en la industria del porno conoce su nombre, parece que la embriagadora sonrisa de Carolina también puede tiene su lugar fuera de los sets de rodaje. Tras ganar el premio Ninfa a la mejor actriz porno española de 2015, su carrera empezó a desbordarse de su cauce, apareciendo en la portada de Interviú y tomándose una fotos con los futbolistas Javi Martínez e Iker Muniaín que hacen sospechar una noche la mar de deportiva. Habrá que ver si algún día cumple su fantasía, dice, de follarse a Andrés Iniesta.

Al otro lado del Atlántico, no obstante, se siguen muy de cerca sus progresos estrictamente profesionales: ha estado nominada como mejor starlet extranjera en los premios XBIZ de 2014 y 2016 gracias, sobre todo, a sus trabajos en Kink y en la productora de Rocco Siffredi.