Rastros de caracol, un bello fetiche lésbico

Pinjed

Por 1

Cuando Aiden Riley y Belladonna se juntaban detrás de las cámaras para producir porno, la imaginación les volaba y no dudaban en dar rienda suelta a los fetiches más extravagantes que se les ocurriesen. En la cinta para Evil Angel de 2013 Snail Trails (que significa literalmente “rastros de caracol”) llegaron incluso a crear un nuevo nicho dentro del fetiche del lésbico húmedo: la práctica de rellenar con pipetas los orificios de sus pornstars a base de lubricante y hacer que la viscosidad transparente fuese saliendo de sus entrañas como si fuese baba.

Realizaban queefs, que es el nombre que reciben las ventosidades vaginales, y los hilillos lubricante iban apareciendo en escena. Las starlets se follaban con consoladores y se comían mutuamente chapoteando en un charco de baba transparente que hacía del sexo algo todavía más orgánico y místicamente sucio.

Hoy os traemos las cuatro escenas íntegras que conformaban Snail Trails, el nacimiento de un nicho que nadie quiso continuar.

Chastity Lynn y Kristina Rose

Cassandra Nix y Maddy Oriley

Dana Dearmond y Chanel Preston

Karina White y Kelly Surfer

Relacionado

Comentarios

  • Bob XXXponja

    Me encanta! Porno para caracoles, esto a Gary le va a volar el cerebro, MOLA!