Hogtied

Hogtied tiene el honor de haber sido la primera web lanzada por ese imperio de BDSM y fetiches oscuros con el nombre Kink. Una web que consistía (y consiste aún) en ver dónde se encuentran los límites físicos y mentales de las actrices porno. Para llevar el experimento a cabo, éstas quedarán totalmente sumisas, atadas y amordazadas, para conducirlas a través de una miríada de experiencias vejatorias: ataduras y suspensiones, torturas diversas, negación del orgasmo, penetraciones extremas, y porno duro en general. Vamos, la quintaesencia del BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo.)

Todas las escenas —hasta la fecha más de 1000— de Hogtied han sido grabadas en las mazmorras de una antigua fábrica de armas de San Francisco. Sobra decir que todo el contenido Kink no es para todos los gustos, solo para los amantes del porno más duro, y dándote de alta en Hogtied lo harás en un puñado de webs temáticas que se dedican únicamente al porno extremo.